palomasAsusPies - Álbum La Suma de las Partes - Daniel Sánchez
PalomasASusPies es la ‘canción protesta’ del disco. En un ambiente entre el tango argentino y la música tradicional italiana, entre copas y ceniceros llenos, se diserta sobre la actualidad, el robo corrupto de los poderes establecidos, la desigualdad, el supuesto laicismo..
palomasasuspies, lasumadelaspartes, rock de autor, concierto, granada, madrid, danielSánchez, cuerdas, pop, rock, rock and roll, cantantes españoles, indie, musica española, cantautores españoles, rock español, pop rock, indie rock
17133
single,single-post,postid-17133,single-format-audio,et_monarch,ajax_updown,page_not_loaded,boxed,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.4,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.2,vc_responsive

26 ago palomasAsusPies – Álbum La Suma de las Partes

palomasASusPies es la ‘canción protesta’ del disco. En un ambiente entre el tango argentino y la música tradicional italiana, entre copas y ceniceros llenos, se diserta sobre la actualidad, el robo corrupto de los poderes establecidos, la desigualdad, el supuesto laicismo..

Como en un puzzle, fueron encajando las piezas que instrumentan el mensaje. Con un fondo de licores, nos preguntamos qué fue del dinero ahorrado por nuestros familiares, quién finalmente se lo quedó y qué abuso supone para la sociedad desmantelar el estado de bienestar conseguido años atrás. Qué corte de criminales nos ha conducido hasta el desamparo y la marginalidad.


palomasAsusPies, La Suma de las Partes, 2019

Delante de este vaso, y de los venideros, pongamos cada punto sobre su ‘i’ latina. Corramos la cortina de la desesperanza, traigamos la balanza y veamos quién es quién.

Una cruz para quien fuera presidente en estas tierras, dejando en la miseria a una generación. Marcada por el paro y las expectativas, fueron todo mentiras y luces de neón.

Algunos hombres perdieron la mesura y se quemaron vivos de amargura. Y sus mujeres cayeron resignadas  por la avaricia y falta de justicia.

En estos días de avance y retroceso, somos el precio.

Delante del segundo, más lleno que el primero, oyeron mis lamentos en el piso de arriba. Bajaron las vecinas y hablamos de banqueros; sonaron cacerolas, cucharadas y pucheros.

De funerales repletos de rapaces, con su soberbia, su clase y su linaje. De perrerías que hicieron a los viejos por sus ahorros, labrados en el tiempo.

No hay redención, ni perdón, ni debe haberlos,para estos cuervos.

Que de laicos no tenemos tanto.

Que aún nos queda mucho por hacer.

Que quien te tira las migas desde el banco,

tiene palomas que comen a sus pies.

Delante del penúltimo, y apenas queda hielo, un palo para el pueblo que se somete bien. Que le ríe las gracias al tonto que las hace, que pace más tranquilo recogido en su redil.

Que se nos cansa la voz de tanto alzarla. Que se nos hace complejo el equilibrio. Que las pupilas parecen dilatadas, que me tropiezo con todo lo que digo.

Ahora que aún nos queda algo de virtud, me despido y me retiro.

danielSánchez

Daniel Sánchez
danielsanchezproyecto@gmail.com
Sin Comentarios

Publicar un comentario